¿Cómo viajar con tu mascota en el coche?

Seguramente querrás viajar con tu perro estas vacaciones. Algunas mascotas disfrutan de la experiencia y les encanta viajar en coche, pero a otras no les gusta cambiar su rutina y muchísimo menos, pasar horas encerrado en cualquier transporte. Por ello es importante tener en cuenta ciertos consejos y cuidados para que tu mascota viaje más cómoda y se sienta más a gusto durante todo el trayecto.

  1. Seguridad

Lo más importante es preservar la seguridad de todos en el coche, ya que no sólo es importante la del animal sino la de todos los integrantes. Por lo tanto, el perro no debe ir en el asiento delantero ni mucho menos en las faldas de quien conduce. Se recomienda llevarlo con un arnés específico para perros, el cual se sujeta con un cinturón especial que se ajusta al cinturón del coche. Se suele recomendar el de doble enganche, para que el animal no deambule por el coche. Sin embargo, dependerá de vuestras necesidades y preferencias.

  1. Comodidad

Poner sábanas frescas o su cama en la esquina para que se pueda dormir fácilmente. Así se sentirá más tranquilo y seguro. También se recomienda llevarle juguetes, pertenencias o prendas que le recuerden a su casa.

  1. No le des comida

Es recomendable no darle nada de comida a tu mascota antes del viaje, ya que su estómago puede ser sensible a los movimientos típicos de un coche y podría acarrearle mareos y vómitos.

  1. Hidratación

También es importante llevar agua para hidratar a tu mascota durante el viaje. Y en viajes largos, parar cada dos horas para que el animal pueda descansar y desestresarse (sobre todo si no está acostumbrado a trayectos largos en el coche).

  1. No lo dejes dentro dentro del coche

Por último, nunca debes dejar a tu perro encerrado en el coche ya que puede alcanzar altas temperaturas incluso si está en la sombra. Esto podría provocarle golpes de calor o causarle grandes daños.

Finalmente, no olvides que tu mascota debe tener un microchip para poder identificarla fácilmente en caso de alguna perdida. ¡Y ahora sí, a disfrutar de tus vacaciones de verano junto a tu mascota!