presion neumaticos

Presión de los neumáticos: Cómo y cuándo revisarla

Vigilar la presión de los neumáticos del coche es fundamental para garantizar la seguridad en la carretera. Parece que todos lo sabemos pero, seamos sinceros, ¿cuántas veces revisamos la presión de las ruedas de nuestro vehículo? ¿Lo hacemos solo cuando nos avisa el piloto o más a menudo?

Da igual si haces trayectos cortos o largos, si vas en moto, en coche (¡o incluso en bici!), atender las necesidades de las ruedas de tu vehículo es imprescindible por muchos motivos. El primero: tu seguridad.

¿Qué presión deben llevar los neumáticos?

Es cierto que según el modelo de coche y la carga que lleves puede variar la presión de los neumáticos, que se mide en bares. Aunque por norma general esta presión suele estar en torno a los 2,5 bares, siempre es recomendable comprobar las especificaciones del fabricante de cada vehículo, ya que tanto una presión por debajo como por encima de la adecuada pueden acarrear problemas.

Normalmente en los coches hay una pegatina situada en alguna parte accesible y visible del vehículo que nos permite acceder a las recomendaciones del fabricante de manera sencilla y rápida.

Problemas que puede ocasionar una presión de neumáticos baja

  • Desgaste de rueda que puede ocasionar que reviente
  • Coche menos manejable
  • Aumento de la distancia de frenado en suelo mojado

 

Problemas que puede ocasionar una presión de neumáticos alta

  • Disminución de adherencia al asfalto
  • Incremento del gasto de combustible
  • Mayor desgaste para las ruedas

 

¿Cómo ajustar la presión de los neumáticos?

En prácticamente cualquier gasolinera puedes ajustar la presión de las ruedas de tu coche. El coste del uso del manómetro en una gasolinera suele oscilar entre el euro y los 3€ (hasta hace poco era gratis) y funciona con autoservicio.

Recomendaciones para medir la presión:

  1. Hazlo cuando los neumáticos estén fríos, con el coche parado y el motor apagado.
  2. Engancha la manguera del manómetro y que llegue hasta el final de la válvula de la rueda.
  3. Infla o desinfla los neumáticos según convenga y, ya que estás, comprueba todos los neumáticos del coche.
  4. ¡No pierdas los tapones de las válvulas! Tendrás que quitarlos y volverlos a poner una vez hayas ajustado la presión de las ruedas.

 

¿Cuándo ajustar la presión de los neumáticos?

Es recomendable hacerlo a menuda, una vez al mes si usas mucho el coche. Y siempre que te vayas de viaje por carretera te recomendamos revisar la presión antes de empezar la ruta, ya que el peso de la carga en el coche influirá en la presión y tendrás que adecuarla a las circunstancias.